Las remuneraciones dejadas de percibir solo son referenciales para la fijación de la suma indemnizatoria por lucro cesante ░ CAS. LAB. N° 25119-2017-CALLAO

CAS. LAB. N° 25119 – 2017 CALLAO 

MATERIA DEL RECURSO

El recurso de casación interpuesto por la demandante, Olinda Mercedes Vílchez Gayoso, mediante escrito presentado el veintidós de junio de dos mil diecisiete, contra la Sentencia de Vista de fecha trece de m


arzo de dos mil diecisiete, que confirmó la Sentencia apelada de fecha ocho de setiembre de dos mil quince, que declaró infundada la demanda; en el proceso ordinario laboral, seguido con la demandada, Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial S.A. – CORPAC S.A., sobre indemnización por daños y perjuicios y perjuicios.

CAUSALES DEL RECURSO

La recurrente denuncia como causales de su recurso de casación:

i) Inaplicación del artículo 1321° del Código Civil; sostiene que “el despido sufrido, constituye un actuar doloso por parte de la demandada, existiendo daño en la esfera patrimonial y extrapatrimonial por el hecho antijurídico, evidenciándose la pérdida de los ingresos que proveía del contrato de trabajo y la evidente afectación subjetiva”; y,

ii) Contradicción con otras resoluciones expedidas por la Corte Suprema de la República, refiere que “el criterio de la Sala Superior es erróneo, puesto que consideran que la existencia de accionar doloso, implica que la acción debe atacar más de un bien jurídico protegido por Ley”.

Fundamento Segundo

En cuanto a la causal invocada en el ítem i), del análisis del fundamento expuesto se advierte que satisface el requisito previsto en el literal c) del artículo 58° de la ley 26636, Ley procesal de Trabajo, modificada por el artículo 1° de la Ley 27021; deviniendo la causal denunciada en procedente.

Fundamento Tercero

Sobre la causal invocada en el ítem ii), si bien la recurrente señala la contradicción, lo hace de manera genérica, limitándose a indicar que hay contradicción entre resoluciones, no detallando de manera clara y precisa cuál es la similitud existente entre los pronunciamientos invocados; tampoco se aprecia a cuál de las causales previstas en el artículo 56° de la Ley N° 26636, está referida la contradicción que alega. En consecuencia, al no cumplir las exigencias del inciso d) de los artículos 56° y 58° de la Ley 26636, Ley Procesal del Trabajo, modificado por el artículo 1° de la Ley N° 27021; la denuncia propuesta deviene en improcedente.

PRETENSIÓN Y PRONUNCIAMIENTO DE INSTANCIAS DE MÉRITO

Fundamento Cuarto

Conforme se advierte en la demanda interpuesta, que corre en fojas cuarenta y ocho a cincuenta y cinco, la actora solicita se ordene a la demandada cumpla con abonarle la suma de doscientos cuarenta y cuatro mil ciento veintidós con 82/100 soles (S/ 244,122.82) como indemnización por daños y perjuicios, por concepto de lucro cesante, daño emergente y daño moral, producto del daño ocasionado al despedirla sin haber incurrido en falta laboral, lo cual ha sido establecido en la sentencia de segunda instancia en la acción de amparo N° 2003-04243-0-0701-JR-LA-CI-01.

Fundamento Quinto

La jueza del Primer Juzgado de Trabajo Transitorio de la Corte Superior de Justicia del Callao, declaró infundada la demanda, bajo el argumento de que no se encuentra acreditado ni el daño patrimonial (daño emergente y lucro cesante) ni el daño extrapatrimonial (daño moral), puesto que ninguno de los hechos expuestos por la demandante resulta consistente para probar los daños aludidos. La Sala Civil Transitoria de la mencionada Corte Superior, confirmó la Sentencia apelada, luego de considerar que, en el presente caso, la demandante no demuestra que estamos ante un despido pluriofensivo que deba ser resarcido en la forma pretendida, pues no ha invocado siquiera y menos probado que nos encontremos ante una conducta maliciosa.

FUNDAMENTO JURÍDICO

Fundamento Sexto

Corresponde analizar si el Colegiado Superior al emitir Sentencia, incurre en inaplicación del artículo 1321° del Código Civil, que establece: “Queda sujeto a la indemnización de daños y perjuicios quien no ejecuta sus obligaciones por dolo, culpa inexcusable o culpa leve. El resarcimiento por la inejecución de la obligación o por su cumplimiento parcial, tardío o defectuoso, comprende tanto el daño emergente como el lucro cesante, en cuanto sean consecuencia inmediata y directa de tal inejecución. Si la inejecución o el cumplimiento parcial, tardío o defectuoso de la obligación, obedecieran a culpa leve, el resarcimiento se limita al daño que podía preverse al tiempo en que ella fue contraída”.

Fundamento Sétimo

Alcances sobre la indemnización por daños y perjuicios

La indemnización por daños y perjuicios se encuentra prevista en los artículos 1321° a 1332° del Código Civil, dentro del Título IX del Libro VI sobre “Inejecución de Obligaciones”, constituyendo una forma de resarcimiento por el daño o perjuicio ocasionado a una de las partes contratantes por el incumplimiento de una obligación. Para su determinación se requiere de la concurrencia necesaria de cuatro factores, a saber: la conducta antijurídica, el daño, el nexo causal y los factores de atribución. La conducta antijurídica puede definirse como todo aquel proceder contrario al ordenamiento jurídico, y en general, contrario al derecho. Según REGLERO: “Por antijuricidad se entiende una conducta contraria a una norma jurídica, sea en sentido propio (violación de una norma jurídica primaria destinada a proteger el derecho o bien jurídico lesionado), sea en sentido impropio (violación del genérico deber «alterum non laedere»[1] ”. El daño podemos conceptualizarlo como toda lesión a un interés jurídicamente protegido, ya sea de un derecho patrimonial o extrapatrimonial. Serán daños patrimoniales el menoscabo en los derechos patrimoniales de la persona y serán daños extrapatrimoniales las lesiones a los derechos de dicha naturaleza como en el caso específico los sentimientos considerados socialmente dignos o legítimos y, por lo tanto, merecedores de tutela legal, cuya lesión origina un supuesto de daño moral. Del mismo modo, las lesiones a la integridad física de las personas, a su integridad psicológica y a su proyecto de vida, originan supuestos de daños extrapatrimoniales, por tratarse de intereses protegidos, reconocidos como derechos extrapatrimoniales; concluyendo que dentro del daño para la finalidad de determinar la cuantía del resarcimiento, se encuentran comprendidos los conceptos de daño moral, lucro cesante y daño emergente. El nexo causal viene a ser la relación de causa-efecto existente entre la conducta antijurídica y el daño causado a la víctima, pues de no existir tal vinculación, dicho comportamiento no genera una obligación legal de indemnizar.

SOLUCIÓN AL CASO

Fundamento Octavo

Se encuentra acreditado en autos, que por sentencia de vista de fecha diez de junio de dos mil cinco, que corre en fojas dieciséis a dieciocho, emitida por la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Callao (Expediente N° 2003-04243-0-0701-JR-LA-CI-01), se revocó la sentencia de fecha veinticinco de noviembre de dos mil cuatro, en la parte que declara infundada la demanda de acción de amparo, reformándola declararon fundada; en consecuencia, se dejó sin efecto la carta notarial MTC/CORPAC S.A. GG-1625-2003, ordenando la reposición de la ahora demandante en el puesto y nivel que venía ocupando hasta antes de su despido.

FUNDAMENTO CENTRAL

Fundamento Noveno

Por ello, el accionar de la demandada se puede tipificar como antijurídico, conforme a lo resuelto en el proceso de amparo mencionado, ocasionando un perjuicio a la actora, al haber sufrido un despido ilegítimo y que dejara de percibir, además, de sus remuneraciones otros beneficios económicos colaterales, encontrándose por lo tanto la entidad demandada en la obligación de indemnizar los daños ocasionados. (IMPORTANTE)

Fundamento Décimo

En consecuencia, al haber concurrido los elementos necesarios para que proceda el pago de una indemnización por daños y perjuicios, producto de la responsabilidad contractual de la demandada, se concluye que las instancias de mérito han inaplicado el artículo 1321° del Código Civil, por ello la causal es fundada.

Fundamento Décimo Primero

De la indemnización

En cuanto al monto del resarcimiento, el artículo 1332° del Código Civil refiere que si el resarcimiento del daño no pudiera ser probado en su monto, el juez deberá fijarlo con valoración equitativa, esta valoración equitativa no constituye una decisión arbitraria e inmotivada, sino, que debe utilizarse parámetros que permitan arribar a una decisión orientada a restablecer, en lo posible la situación a los limites anteriores al daño confrontando ello con los hechos sucedidos. Que tratándose de inejecución de obligaciones contractuales (contrato de trabajo) el efecto resarcitorio de la indemnización solicitada no solo está en función del daño moral, regulado como tal expresamente en el artículo 1322° del Código Civil, recoge en su estructura al daño emergente y lucro cesante, a fin de considerar en el quantum de la indemnización por daños y perjuicios que reclama la demandante.

Fundamento Décimo Segundo

En cuanto al daño por lucro cesante, el Tribunal Constitucional ha señalado: “(…) c) aunque es inobjetable que a un trabajador cesado indebidamente en sus funciones se le ocasiona un perjuicio durante todo el período que no laboró, ello no puede suponer el reconocimiento de haberes, sino exclusivamente el de una indemnización por el daño generado. Sin embargo, la determinación de los alcances de dicha indemnización no es un asunto que pueda ser dilucidado mediante esta vía que más bien se orienta a restituir los derechos vulnerados o amenazados por actos u omisiones inconstitucionales”[2]. En ese sentido, el despido sufrido por la demandante le ocasionó daño patrimonial en la modalidad de lucro cesante, configurándose este como la ganancia dejada de obtener o la pérdida de ingresos como consecuencia directa e inmediata de un hecho lesivo; en consecuencia, le asiste a la trabajadora el derecho a la indemnización por lucro cesante por el tiempo que dejó de laborar para su empleador, debiéndose además tener en cuenta que las remuneraciones dejadas de percibir solo son referenciales para la fijación de la suma a otorgar, conforme a la línea jurisprudencial emitida por esta Corte Suprema de Justicia de la República en lasCasaciones Nos. 3323-2007-Lambayeque y 5311-2008-Amazonas. En consecuencia, teniendo en cuenta lo antes expuesto, esta Sala Suprema fija como monto indemnizatorio por este concepto la suma de cien mil con 00/100 nuevos soles (S/ 100,000.00).

Fundamento Décimo Tercero

Respecto al daño emergente, es la pérdida que sobreviene en el patrimonio del sujeto afectado por el incumplimiento de un contrato o por haber sido perjudicado por un acto ilícito, conocido también como la disminución de la esfera patrimonial del dañado. En el caso de autos, se tiene que la actora no ha acreditado de modo alguno y con ningún medio probatorio el daño emergente invocado en su demanda, como lo exige el artículo 1331° del Código Civil; por consiguiente, debe declararse infundado este extremo.

Fundamento Décimo Cuarto

Sobre el daño moral, es uno de los múltiples daños psicosomáticos que pueden lesionar a la persona por lo que se le debe considerar como un daño que afecta la esfera sentimental del sujeto en cuanto su expresión es el dolor, el sufrimiento; por lo tanto para efectos de su cuantificación debe recurrirse al artículo 1322° y 1332 del código sustantivo citado, que en este caso está acreditado por el menoscabo sufrido por la demandante, quien ilegalmente se vio privada de su empleo, con el impacto emocional que ello supone al no contar de manera sorpresiva con los recursos económicos que le permitía su empleo para subsistir ella y su familia, por lo que corresponde ordenar que la demandada pague la suma de veinte mil con 00/100 soles (S/ 20,000.00). Por las consideraciones expuestas.

DECISIÓN:

Declararon: FUNDADO el recurso de casación interpuesto por la demandante, Olinda Mercedes Vílchez Gayoso, mediante escrito presentado el veintidós de junio de dos mil diecisiete; en consecuencia, CASARON la Sentencia de Vista de fecha trece de marzo de dos mil diecisiete, que corre en fojas ciento setenta y cinco a ciento setenta y ocho; y actuando en sede de instancia:REVOCARON la Sentencia apelada de fecha ocho de setiembre de dos mil quince, que declaró infundada la demanda; reformándola declararon fundada en parte la demanda; en consecuencia, ordenaron que la demandada cumpla con pagar a favor de la actora la suma de ciento veinte mil con 00/100 soles (S/ 120,000.00), por los conceptos de lucro cesante y daño moral, más intereses legales que se liquidara en ejecución de sentencia, con costas y costos; y DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” conforme a ley; en el proceso ordinario laboral seguido con la demandada, Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial S.A. – CORPAC S.A., sobre indemnización por daños y perjuicios y perjuicios; interviniendo como ponente la señora jueza suprema De La Rosa Bedriñana y los devolvieron.

S.S. ARÉVALO VELA,

DE LA ROSA BEDRIÑANA,

YRIVARREN FALLAQUE,

YAYA ZUMAETA,

MALCA GUAYLUPO.

[1] REGLERO CAMPOS, Fernando: “Tratado de Responsabilidad Civil”, 2ª. Edición, Editorial Aranzadi S.A., Navarra – España 2003. Página 65.
[2] Expediente N° 1450-2001-AA/TC. Fundamento uno, inciso c).

Entrada anterior
DESCARGUE el libro, “El amparo en la actualidad. Posibilidades y límites”
Entrada siguiente
DESCARGUE el libro, “El Hábeas Corpus en la actualidad. Posibilidades y límites” publicado por el Centro de Altos Estudios Constitucionales

Noticias Relacionadas

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú
1
Hola, en que te podemos ayudar??
(Pulsa en el botón y chatea con nosotros)
Powered by